Skip to main content
Chargers Homepage
Advertising

Chargers Official Site | Los Angeles Chargers - chargers.com

Resumen del Juego: Chargers 20 - Colts 3

Puro Recap W16

Por primera vez desde el 2018 Los Angeles Chargers están de regreso en los playoffs. 

La vida es de momentos. El saber reconocerlos y estar a la altura de ellos es el gran desafío. El de los Chargers llegó ayer lunes por la noche en Indianápolis.

Con una victoria aseguraban su pase a playoffs por primera vez desde el 2018. Una derrota los obligaba a esperar una semana más, con la incertidumbre y dudas que el perder siempre generan.

Pero este equipo está encontrando su mejor versión cuando más cuenta. Ya son tres triunfos seguidos y ante Colts los dirigidos por Brandon Staley, una vez más desde la defensa, se aseguraron que en este Monday Night Football no habría espacio para ninguna sorpresa. Y ya saben lo que dicen, la ofensiva gana partidos, pero la defensa es la que gana campeonatos.

Los números de esta unidad en los últimos tres juegos los tienen ubicados como la mejor defensa de la NFL. Por nuestro colega Matt Money Smith:

TRES ÚLTIMOS JUEGOS:

6-32 (19%) conversión rival en 3era oportunidades

+38 minutos en el tiempo de posesión

4.3 yds permitidas por acarreo

13 capturas de QB

4 pelotas recuperadas

Get an inside look at the Chargers celebrating their Week 16, 20-3, win over the Indianapolis Colts that clinched a playoff spot for the Bolts!

El trabajo hecho por la unidad dirigida por Staley y Renaldo Hill dictó cátedra en el Lucas Oil Stadium desde el primero al último cuarto. Nunca se vieron mal o fuera de sintonía o faltos de comunicación. Fue una actuación dominante de principio a fin.

Aún tras la expulsión de Derwin James (por lo que los árbitros consideraron exceso de agresividad en un golpe a Ashton Dulin) la unidad no perdió ni ritmo ni ejecución. De paso, hoy Derwin amaneció en el protocolo de la NFL por conmociones cerebrales.

Es cierto que Indianápolis no está pasando por su mejor momento y que como se esperaba, Nick Foles tuvo una larga noche. Capturado siete veces y presionado 39, quien guiara a Filadelfia a ganar el Súper Bowl el 2018 nunca pudo operar a gusto y tuvo que lidiar con la defensa más en forma de la NFL.

Pero era de esperarse. Un año sin jugar como titular le pasa factura a cualquiera, y estos Chargers estaban muy preparados. Las tres intercepciones (Davis, Samuel Jr. y James Jr.) cambiaron la forma de atacar de los Colts y Foles nunca pudo encontrar ritmo. 173 yardas totales y ninguna conversión de terceras oportunidades en 10 intentos, es simplemente dominante.

Y dentro del trabajo defensivo hay que destacar lo hecho por Kyle Van Noy, quien como el veterano que es, guardó su mejor football para diciembre, donde ya tiene tres capturas de QB y múltiples presiones, sumado a nueve tacleadas. La emergencia de Kenneth Murray Jr. y el trabajo siempre consistente de Drue Tranquill como apoyadores, lo hecho por Asante Samuel Jr. y Michael Davis en las esquinas, y lo generado al frente por Mack, Fox y Fehoko, tienen a esta unidad calibrando a muy alto nivel. Y se recuperó a Derwin James y pronto podrían haber más noticias de Joey Bosa. Callahan, Adderley, Taylor, todos los que juegan suman, porque el nivel de competencia y ejecución se filtra a los tres niveles y nadie quiere ser el que no responde.

Clasificar a playoffs después de toda la adversidad que el equipo ha tenido que enfrentar en una temporada dura como pocas, es el fiel reflejo de lo que Brandon Staley ha tratado de hacer desde que llegó a Chargers. Crear una "cultura ganadora", y eso no se construye de la noche a la mañana, toma tiempo y lo más importante, cierto tipo de jugadores:

"Es el inicio. Esto es solo el comienzo. No es nuestro destino final," dijo Brandon Staley. "Esperábamos llegar a este punto. Estoy muy orgulloso de como esta temporada ha sido para nuestro equipo de football y de lo que hemos tenido que demostrar para clasificar a la postemporada".

Agregando, "Eso es lo que me tiene más orgulloso. No solo el llegar sino cómo llegamos. Lo que nos tomó conseguirlo. Pero esto solo es el comienzo para nosotros."

"Pienso que la razón por la cual estamos aquí es por los hombres que hay en este equipo de football — jugadores, entrenadores — estamos hechos de lo necesario para lidiar con una temporada como esta. Pienso que no estaríamos acá si no fuera por la tenacidad de nuestro equipo de football. De lo que estamos hechos."

"Pienso que por mucho tiempo la gente ha hablado sobre el talento de este equipo y de esta organización. Pero al final eso no es lo que te lleva adonde quieres ir. Tienes que probar tu tenacidad y eso es lo que hemos hecho este año, que tenemos un equipo de football tenaz — física y mentalmente — para estar donde estamos ahora, en los playoffs."

La ofensiva del rayo volvió a quedar debiendo, pero no le digan eso a Justin Herbert, acá lo importante era ganar y se ganó. Números individuales o TD sólo importan si te llevan a la victoria. Y el 10 volvió a aparecer con su mejor versión en los momentos críticos del partido.

¿Cuál es la misión más importante de cualquier QB? Guiar a su equipo a la victoria y eso es lo que ha hecho Herbert en sus tres últimas salidas. Los números no han sido espectaculares, pero el récord es 3-0 y ese es el único número que importa.

Y eso es lo que hace de Herbert un mejor QB que cuando tiene un partido de 380 yardas, 3 TD, pero se termina perdiendo. Herbert está madurando como mariscal, y cuando tienes a uno que sabe que hacer para ganar es cuando realmente encontraste oro.

Algo muy importante que está pasando en Chargers es que muchas de las jugadas que te cambian partidos están siendo hechas por los jugadores que esperas que las hagan. Cuando todo el estadio sabe que la pelota irá para Keenan Allen e igual eres capaz de completar el pase, sabes que tienes a alguien especial para los momentos más calientes del juego. Ayer Keenan, Williams y Ekeler llevaron a la ofensiva del rayo. Como debe ser.

Keenan Allen: 11/14 para 104 yardas

Mike Williams: 4/4 para 76

Austin Ekeler: 18 acarreos para 68 yardas y 2 TD

Herbert tuvo partido de 24/31 para 235 yardas y una INT con 84.7 de QB rating. Números bastante mundanos para un QB de su categoría, se podría pensar. Pero bajo toda óptica que analice su juego más allá de las yardas y los TD, Herbert está teniendo su mejor temporada como profesional.

¿Por qué? Porque ha aprendido a jugar la posición como tienes que hacerlo y no como quieres hacerlo. Herbert es mucho más mariscal hoy de lo que fue en cualquiera de sus primeras dos temporadas aunque los números individuales digan lo contrario. No hay ninguna estadística que importe más de un QB que victorias y derrotas, y como consecuencia directa, apariciones en playoffs.

Hoy por primera vez en su carrera, Herbert sabe lo que es ganar al más alto nivel, y eso es lo que define a los mejores QBs. A los que algunas franquicias se pasan décadas buscando. Los Chargers ya tienen al suyo, y siempre lo supieron. Siempre lo supimos.

"Pienso que es muy bueno por todo el trabajo duro que pusimos este año. Definitivamente hemos tenido que lidiar con una buena cantidad de adversidad, pero la historia del día fue la defensa, apareciendo a gran nivel y consiguiendo esas jugadas. Queda mucho espacio para mejorar en nuestra ofensiva, pero esto es una buena señal de lo que está por venir."

Sobre los problemas para ser más eficientes en los 3ros cuartos y en la zona roja Herbert dijo:

"Pienso que son varias cosas. Penalizaciones, pérdidas, ser capaces de convertir en 3ras oportunidades. Cuando eres capaz de hacer todo eso eres capaz de mover la pelota."

Agrego:

"Hay momentos en que hemos sido capaces de hacer eso, pero tenemos que ser más consistentes, y comienza con nuestra ofensiva. Es una gran oportunidad para ser mejores."

Hoy martes y con muy pocas horas de sueño (el equipo regresó a Los Ángeles a las 4:30 de la mañana de Indianápolis) Brandon Staley se dio el tiempo de atender a los medios de prensa. Siempre ha sido un tema interesante para mí, la "transición mental" que se requiere hacer una vez que llegas a playoffs.

Y con la claridad de conceptos que siempre ha exhibido, Staley me respondió de una manera que debería dejar muy tranquila a la fanaticada del rayo:

"Pienso que la energía de playoffs es distinta porque sabes que hay más ojos en el partido y estás en la recta final. Es ganar o morir. Pienso que para ustedes (prensa) es más palpable. Pienso que nuestra meta como equipo, es tratar cada semana como si fuera un partido de playoffs, como si fuera el Super Bowl, en términos del enfoque mental. Lo tratas como si tuviera su propia vida. Ese tipo de atención al detalle, ese tipo de energía, el tipo de estamina que la NFL te exige, eso es lo que esperamos construir acá y pienso que cada vez hacemos un mejor trabajo. Definitivamente aún no estamos ahí. Pienso que tu mentalidad tiene que construirse así, porque eso es lo que los grandes equipos hacen, el tener esa disciplina en su enfoque, esa consistencia en su manera de encarar los partidos. Pienso que eso es lo que el fin de la temporada representa porque creo que para cada equipo es diferente. Todavía hay equipos luchando por llegar a playoffs y hay equipos que ya están adentro. Lo que tratas de hacer es jugar tu mejor football al final de la temporada. Creo que eso es lo que estos dos últimos partidos (vs Rams y Broncos) harán para nosotros, queremos crear ese tipo de confianza en nuestro equipo de que estamos jugando nuestro mejor football y de que hay una vibra que le podemos ganar a cualquiera por cómo estamos jugando. Creo que esta será una de nuestras grandes misiones en estas dos últimas semanas es cómo podemos mejorar. Esta semana vamos a tener un gran desafío porque este equipo ha estado ahí, lo ha vivido, y va a requerir de nuestro mejor nivel y es donde nuestro enfoque está, en Los Angeles Rams. Pondremos todo lo que sea necesario en esta semana."

Bolt Up for 2023!

Secure your 2023 Season Ticket Memberships today! Click here to learn more.

Related Content

From Our Partners

Advertising